#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

martes, 7 de agosto de 2012

Y habrá luz...




¿Pero es que nadie te ha dicho, 

perfecta criatura,

que los índices, si señalan, 

no aceptan la belleza que envuelve 

una techumbre sin vigas,

que esa mirada tuya, sin prisa ni contención,

de tanto brillo que tiene

amenaza al mismo cielo lleno de llamas vestidas,

que cuando amanece y no estás

el día ya no es un día, sino niebla espesa,

soplido de un ave muda,

pena de autista,

veneno sin bienestar,

un mundo sin el azul,

que una sola de tus risas 

hace temblar a Moloch?

Di, verdad sin compromiso,

potestad en el subsuelo,

sólo una palabra,

sólo una,

y habrá luz.



10 comentarios:

Lyliam dijo...

¿Esto es amor? ¡Tiembla Moloch! Que con una mirada puede amenazar al mismo cielo, y vos solo tenés "mil ventanas ciegas".
¿Estoy contigo en Rockland? Susiiiiiiiiii, nos hace falta unos chalecos.

susi underground dijo...

Es amor, Lyliam, pero amor a la verdad, más importante que cualquier otro, al menos en tiempos tan disfrazados.
Yo lo que me voy a comprar son unas aletas para nadar más rápido.
Cuando llegue aterida, por favor, recíbeme con una copita de lo que sea.

Lyliam dijo...

Pues hoy llegarías aterida preciosa, que tenemos el temporal de Santa Rosa encima y caen sorongos de punta, ayer cuando lo pronosticaron tu arrabalera amiga se convirtió en una hormiga loca comprando víveres como para un mes jajajjajajja y claro, entreverado se me pegó alguna botella por si llegan amigas en medio de tormentas. ¿Amor a la verdad decís? Yo ando tonta y a veces no quiero aceptarla, me dueleeeeeeeee.
Ahora a darle al mate mmmmmm, calentito con la estufita cerca, un abrazote susi sin disfraces. Leí "El aullido" y en verdad son versos "con sal y gracia" como decía Catullus, lo obsceno lo confunden con lo repugnante, yo entiendo por obsceno mostrar niños con hambre, viejos con frío. Hoy estoy filosófica y eso que el mate es dulce.

El Brujo de Letziaga dijo...

Hola...ya dije una palabra de dos sílabas, puedes encender la luz jajajj Es broma.

A mi me encanta el azul, pero también el plomizo aunque no tenga brillo, soy de poco conformar...y una pregunta me sobreviene asi, a bote pronto, esa mirada podría ser también la de una uruguaya...

Saludos!!

susi underground dijo...

Sorongos de punta, qué bonito. Me pintas unos ambientes que cómo no va a sentir una ser pobre y no poder volar al lado de esa estufita frente al mar con un mate dulce.
El Aullido me parece una obra cumbre de la sinceridad y de una forma de decir las cosas que a nadie dejaba indiferente. A los fachas les sentó mal, muy mal, otro motivo más para que me guste. Y creo que la mentira siempre duele mucho más que la verdad...

susi underground dijo...

Ya la encendí, brujo, menos mal que estabas ahí.
A mi también me gustan todos los colores, hasta los más sombríos. Pero el azul es el de nuestro planeta, y me tira.
A ti lo que te tiran son los ojos azules, ya te dije yo que los de Lyliam son espectaculares, más que nada por la vida que transmiten.
Un abrazo, amigo.

Bunker Guerrero dijo...

Genial, demasiado beat, saludos.

susi underground dijo...

Hola, Bunker. La primera referencia que tuve de Moloch fue en una asignatura que comparaba religiones, por esa época yo no leía poesía. Ginsberg es para mi un referente, pero a veces escribo después de leer algún poema que me ha gustado especialmente, y éste fue detrás de una lectura de Alberti.
El beat siempre está conmigo, eso sí has sabido verlo.
Un abrazo, pedazo de poeta.

F.E.León dijo...

Después de un tiempo sin pasarme por tu espacio compruebo que sigues ahí, Susi, en esa búsqueda incansable de palabras que huyen de lo que escribes como si tuvieran un mundo propio que las aguarda. Me quedo con algo tan sencillo y rotundo como esto; cuando amanece y no estás /
el día ya no es un día.

Un saludo.

susi underground dijo...

Efe, cómo me alegra volver a saber de ti y de tus inteligentes y amables comentarios.
Aquí sigo, es tu casa para lo que quieras.
Saludos, amigo.