#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

domingo, 15 de enero de 2012

Por decir algo





Sólo por contestar algo, dije que la brújula
 ya no imantaba hacia el norte
desde el momento en que un disparo asustó
a mi bandada de cuervos,
graznidos multiplicados en la estrellada noche.

Muchas lunas había en el calendario, no una.
Rojas, negras, verdes y amarillas,
lunas de gruyère, de empalagosa nata, 
de arrope, de odas y de aleluyas,
celosas de la claridad redonda que ilumina,
suspicaces, peligrosas, 
solitarias, femeninas.

Pero no eran lunas, sino luces
de neón con poco gas en la cintura.
Sólo por decir algo, dije que el cielo 
no se alimenta de mentiras.

8 comentarios:

El Brujo de Letziaga dijo...

De las mentiras piadosas si, o ¿tampoco?...Buen comienzo de semana tengas susi. Un abrazo

susi underground dijo...

Si fuéramos estrictamente teóricos, el último lugar en el que se puede decir una mentira sería el cielo.
Pero tienes razón, la relatividad nos enseña a no pontificar, que la vida da muchas vueltas.

Igual te deseo, brujo. Besos.

Tanito dijo...

Medían el tiempo antiguamente en lunas, una cada 28 días. Demasiado simple utilizar la Luna como un instrumento de medida. La Luna es algo mágico, algo que forma parte de la esencia de los poetas, de todos los poetas, aunque algunos la utilicen mas que otros.
Aparte de la luna hay otras influencias tan hermosas como los mares, los ríos, las montañas...el amor.
Unas estan en él, otras están bajo su capa, pero él siempre es el mismo y abarca todo lo que yo deseo. Hablo del Firmamento, ese recipiente bello y pálido sin el cual nada tiene ubicación posible y mi brújula pierde el norte y la razón de ser.
Precioso poema. Siempre escribes de maravilla, pero hay veces que me dejas hipnotizado con tu talento, y deberías saber que no es coba.
Besossss, B.

susi underground dijo...

Hace algún tiempo, una ancianita con la que estaba confundió una farola redonda que se veía por la ventana con la luna. Aunque le di la razón, me dio pena de que no pudiera ver la de verdad.
Y es que el cielo ya no es lo que era.
Besotes, Tano.

Tanito dijo...

El Firmamento a que yo me refiero es como yo siempre lo he conocido, perfecto, al menos para mí. Si te confunde lo de su palidez no tienes más que comprobar el color de tu piel, Sultana.
Miles de roscató, Beluñí.

susi underground dijo...

Sorry, Tano, pero yo soy tirando a morena.
Bssssss.

F.E.León dijo...

Díficil comentar tus poemas Susi, es una huida legítima y desenfrenada del orden en el mundo. De aquellos impuestos por los hombres ni te cuento, pero vas más allá, exiges que estemos alerta con la naturaleza. Ciertamente necesitaríamos alguna ayudita en forma de pié de página, pero algunas imágenes son hermosas y poéticas sin que les haga falta ser comprendidas.

Me alegro Susi de que pueda volver a ewstar en contacto contigo. Echo un poco de menos al rock en la poesía.

susi underground dijo...

Yo también me alegro de tenerte localizado, Efe. Con tus creaciones me dejas con la boca abierta, en serio.
Aquí sí que huyo, pero de decir en realidad lo que me gustaría decir.
Tienes razón, el orden en el que suceden las cosas no es orden, es desastre. Pero sólo porque TODOS lo apoyamos con nuestras pequeñas miserias. Aquí no hacen falta políticos honrados (que sería un buen cambio, para variar), sino un ejército de psicólogos que nos enseñaran a convivir.
Un beso, poeta.