#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

martes, 22 de diciembre de 2015

Antes de la idea


Saltar por instinto, 

para ser a tiempo en el mismo sitio lugar de sueños 

cantos de sirena. 

Correr luego sin descanso, 

hasta que un vuelo de aves avise de que hay musgo 

en cada ojo de la piedra. 

Comer pétalos colores en lo más profundo del vacío, 

sombrero de oxígeno, 

hiedra de las nubes. 

Tocar la médula desde un árbol y sentir mil manos 

antes del nacimiento 

en la yema oriente 

de cualquier idea.










2 comentarios:

Yiskah Salcedo dijo...

La primera idea es la fórmula necesaria para estar a la altura de la vida.
La segunda es darle rienda a la primera para que se te vaya en la tercera.
La cuarta redondea al todo, para quien dudara que el inicio valiera la pena.

susi underground dijo...

Saltar, correr, comer y tocar me parecía que estaban antes de dejar entrar al pensamiento, acciones instintivas. Pero me gusta tu interpretación, el instinto con ideas nos hace más libres. Gracias por pasarte por aquí, Yiskah.