#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

domingo, 8 de noviembre de 2015

Pero ella no estaría


No conservo personas en frascos al vacío; quise transformarlas en semilla, 

después de abrir la ventana que lleva hacia donde cuentan 

que hay tesoros parecidos al pensamiento de muchos lados.

Si las horas llenas de siglos se escuchan con el mismo espejo, 

habiendo tantos ríos que nos llaman...  

Si una idea es incapaz de suponer dónde está la frontera de la frente, 

se llena de nada el espacio absurdo del tiempo 

que arrastramos a favor de nadie. 


Desde que un día nos vimos en el agua, sin saber que nos erguíamos... 

Desde el primer paso, asombrado de su fácil nacimiento, 

se transforman los montes en arena, los huesos en lanzas contra molinos, 

el llanto en brisa y lo demás es viento 

soñando con otros aires. 


Creerían, si me vieran, que soy la misma de antes, pero ella no estaría.










2 comentarios:

Alberto Masa dijo...

Estimada creadora. Nunca es nadie el mismo de antes. Estar o no siempre es una elección personal. El resto: proyecciones (propias o de el otro, a veces desencadenan en opinión -juicio-). Una vez tuve un maestro que solía decirme que es mejor vivir en la verdad, aunque duela.

Salud y compañía de mi parte, que la leo y aprendo a estimarla por sus creaciones.
A.

susi underground dijo...

Alguien me dijo que seguía conservando los mismos amigos de la infancia, y me dio por pensar que eso es algo que me habría resultado imposible, en caso de querer hacerlo. En mi caso, más que elección se trata de puro instinto, y no crea usted que duele tanto, todo tiene su compensación. Se le agradece la compañía, Sr. Masa. Salud.