#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

sábado, 14 de noviembre de 2015

La cosecha era el tiempo


La cosecha era el tiempo

de escuchar hojas en suelos flecos 

verde antiguo 

rueda rota en el radio octavo, 

arrastrando mástiles que serían alimento 

de la lumbre. 

Se quitó el apellido, 

como quien desprende una costra que ya no necesita. 

Vio en su lugar una piel tan blanca, 

que no hubiera sido elegante 

ponerle un nombre. 

Dejaría que sus poros buscasen qué hacer 

al abrir los labios... 

Quizá detener el llanto de

la pesadilla de un alambre, 

o traducir el núcleo germinado 

de la semilla de un roble, 

tan perfecta.










5 comentarios:

Alberto Masa dijo...

Me encanta hablarle (incluso opinarle), pero hoy no sé qué decir :)

susi underground dijo...

Estimado compañero:
"Lo que yo escribo es lo que normalmente un editor desecha y un psiquiatra encuentra interesantísimo".
Jack Kerouac.

Alberto Masa dijo...

El bueno de Jack terminó sus días bebiendo cervecitas ante el televisor acompañado de su madre, muy solo, aún era joven. Y, afortunadamente, no hizo caso a ningún psiquiatra nunca. Ya nadie lee a los beatniks (y sí, es una pena), aunque en ciertos círculos cada vez se habla más de Burroughs. Salen algunos pocos libros suyos al año sobre experimentación y cut-up, pero eso es todo.

Gracias por tu respuesta. Espero nuevos poemas tuyos. Un abrazo.

susi underground dijo...

Te sigo en La semejante criatura. No te digo nada allí, porque sólo aprendo de lo que escribes.

Alberto Masa dijo...

No hay nada que aprender, querida. Creo que lo sabes.