#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

miércoles, 22 de mayo de 2013

Des-orden




Vale la pena extender alas, mantas

encima del invierno.

Siluetas para sombras confusas.

Vale la pena y el desorden,

las carcajadas del día que no acaba,

la ruina tras la desobediencia.


Vale la luz, clave de la partitura.


Vale la llama de la hoguera,

la esquina doblada en soliloquios,

santos y demonios...

secretos contados

a otras suelas rotas de tanto bailar

sobre tejados de incienso.





4 comentarios:

Huellas dijo...

Rebeldía la llaman...que hermosa palabra.

(Tengo un oleo de las botas que pintó mi madre, siempre me ha parecido mágico ese cuadro.)

Abrazos

El sueño de Gilgamesh dijo...

Ahora entiendo a qué te referías ayer, pensé que era algo que estabas leyendo :)

susi underground dijo...

Son botas, son usadas, son rebeldes.
Abrazos, Ana.

susi underground dijo...

Eso era, Virginia, estaba en ello y me encuentro con tu mariposa, la pesada esa ;)