#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

jueves, 1 de noviembre de 2012

Esta noche es de los muertos




No sé si ya estabas muerto en el amanecer del alba,

cuando extendía mis manos 

y las tuyas se callaban en aquella casa fría.

No sé si tu cuerpo se movía o paralizaba el mío

con un gesto de cansancio si un salto

se asomaba en mis pupilas.

Era el silencio tu norma, era el hastío tu herida,

érase una margarita deshojada de antemano

fuera de toda esperanza,

desterrada de la vida.

No sé si fingías ser un sabio triste o algún soberano ausente,

nunca supe si tus pasos llevaban rumbo

o sabías que perdiste.

Hoy te siento en el murmullo de una noche malquerida,

hoy te reconozco intacto, 

como un himen sin caricias.




6 comentarios:

Huellas dijo...

Morir en vida....

Tiene muchas trazas de no ser una sola noche. Y, cuántas vidas hay así.... es curioso como se va la fuerza y se aposenta la resignación

Bello Su, como siempre.

Besazos

susi underground dijo...

La resignación, la desidia y la mentira. Sobre todo la mentira. Pobre gente.
Ana, sabes que aunque no deje "Huellas", te sigo.
Mi cariño siempre, inteligente amiga.

Huellas dijo...

Hasta para tu pequeña Sócrates resulta difícil sintetizar en un comentario público pero quedémonos con lo que de verdad vale.

Tus "Huellas", revolotean por mis células, eso...es lo verdaderamente importante, lo demás son circunstancias.

He estado lejos, sin voz y sin capacidad para sacar nada. Todo dentro, como con embudo, pero la vida, jodida a veces, empuja y aquí estoy.

Nos seguimos querida Su, del modo en que se pueda.

Besazos

Lyliam dijo...

Jodida vida Susi, como estar muerto, esa tu frase de ser como una margarita deshojada de antemano me dejó paralizada... todo el poema es un canto al hastío a dejarse morir. Da tristeza que arrastren con ellos a los que contaminan de su nada, de su vacío. Me quedo como estoy, con mis arranques de tristeza o rabia con mi alegría que puede venir hasta de lo más pequeño, me quedo con mi locura y con mis sueños aunque nunca se cumplan, me quedo viva.
Un abrazo hermosa ¿sabes? sé que no es de tu música, pero estuve en un concierto de salsa hace dos noches
y era frente al mar, y me acordé de vos y brindé con una lata de cerveza (lo único a mano) porque me imaginé que sería lindo estar en esa rambla juntas, con estas ganas de vivir sentadas siempre encima de un polvorín, si que hubiese sido lindo. No me senté en todo lo que duró el concierto, pagué una entrada y me quedé en la escalera solo bailando hasta que terminó y sentí la magia otra vez y la preciosa sensación de estar viva.

susi underground dijo...

Mi niña Ana, mi pequeña Sócrates, por mis células también viajas, así que sin problemas ni más comentarios.
Aquí estamos.
Te abrazo y te envío toda la energía de la que soy capaz (que hora es mucha, así que haz sitio...)

susi underground dijo...

Lyl, no sabes cómo me hubiera gustado estar contigo bailando salsa, ni te imaginas. Una lata de cerveza en tu compañía vale más que una copa del mejor champagne de toute la France.
Los vampiros de fuerzas ajenas no podrían con nosotras, mira que nos gusta la vida. Eso que llaman locura no es sino la expresión de nuestras ganas de movernos, de hacer cosas, de amar a todo aquél que se lo merezca.
No sé, tengo la sensación de que algún día bailaremos juntas, tangos, salsa, pogo o merecumbé. Y además, sobre un polvorín, hale.
Un abrazo enorme, amiga mía.