#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

jueves, 8 de noviembre de 2012

Bucles de querubín serio






Un cigarrillo promete quemarme los dedos

mientras procuro pasear sus atmósferas 

de humo quieto por el susto de una noche insomne.

No le dejo concebir más historias delineadas en ceniza,

siempre cayendo sobre aquella noción primera,

caracteres autónomos de polvo de algodón,

humilde cuchara de plata renegrida. 


Sin ganas de alimento despertaré, sin movimientos planetarios,

sin intenciones idénticas a las anteriores leyes de la planicie nebulosa.

Entre destellos naranjas, mi cuerpo se reblandece.

Uñas gigantes vestidas de duelo amenazan la curiosidad de los días,

rubios bucles de querubín serio sobre el borde de mi cama,

pobre niño con alas para subir al cielo.

Me da miedo su mirada, tan triste como una hoja sin venas de savia,

sin tendones ni soporte de calcio para su leve y transparente visión.


No encuentro la forma de alumbrar el espejo que delata

mis ojos hinchados por la avalancha de los limbos, 

hartos de estar siempre en el centro.

Hace frío entre las sábanas.






4 comentarios:

Lyliam dijo...

Una noche de insomnio puede ser terrible Susi, suerte que el fumar nos quema los dedos y nos trae a la realidad. Que locura plasmar querubines como si fuesen bellas creaciones a disfrutar, nunca entendí esa manía, ¡es una pesadilla! Los niños al barro y a jugar. Espero no estén labrados en tu cama jajajjajajj. Aquí 32 grados, hay un poco de frio en el alma. Un besote princesa,el colchón al piso y sueña bonito.

Bunker Guerrero dijo...

Increíble, sólo una onomatopeya: Guau! muy gótico y estremecedor, me recordaste las viejas películas de Rob Zombie.
Saludos Susi, mucho tiempo sin leerte, he estado metido en la gira de lanzamiento de mi último poemario. Pero ahora que puedo descansar antes de un pae de viajes, me pondré al tanto con tus poemas, y te volveré a seguir la pista.

susi underground dijo...

Pues más que de insomnio, Lyliam, de pesadilla. A veces aprovecho lo que se mueve por la cabeza cuando estás dormida para ponerle mi sentido a todas esas imágenes caóticas que son los sueños. Puede ser una forma comprometida de mostrar tu verdad más profunda, y eso me gusta.
He visto tu playa, tanguera. Ver eso a diario tiene que hacerte mejor persona, así que no me extraña cómo eres.
Au revoire, preciosa.

susi underground dijo...

Sí, ya pasé por tu estupendo blog.
Cómo te envidio, Bunker, me recuerdas otros tiempos míos, cuando no viajar era descansar para poder hacerlo otra vez.
No conocía a Rob Zombie, créetelo. He escuchado Virgin y me he dado cuenta de que le va como anillo al dedo a la atmósfera del poema, tienes razón. Lo curioso es que nunca me atrajo lo gótico y ese mundo de tinieblas.
Nos vemos, poeta a pie de calle.