#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

domingo, 16 de septiembre de 2012

Sobre una cuerda muy fina



                                                                                                     




















Ópalo tembloroso,

tintineo mineral sobre un vuelo de cortinas,

siempre esperas que mis cabellos bajen los escalones

antes de envolverme con tus hilos.

Entras,

amarillo de sonrisas de lechos de bronce,

con la distinguida altura de los pensamientos casi completos,

casi con detalles,

casi con la inundación de tus lindes

anunciada por el milagro de la incertidumbre.

Baila el destello sobre una cuerda muy fina

para demostrar a los rápidos latidos

que el tiempo puede dormir detrás de la máscara.

Y avanzan, avanzan sus pasos sin mirar más que a los ojos

de un depravado sueño que va prometiendo seres

lejos del cartón y de la piedra.







4 comentarios:

Lyliam dijo...

Ópalo tembloroso que puedes guardar por siempre lo más bueno o malo que atrapes y que enriedas con hilos a mi susi para preservarla para siempre, mi poeta, para siempre engarzada como joya. Un abrazote preciosa, te quiero mucho.

Bunker Guerrero dijo...

Saludos, Susi, tiempo sin leerte, estaba de viaje desconectado de todo, viviendo y escribiendo por algunos pueblos perdidos en el desierto de mi tierra. Increíble, me fascina tu estilo, tu yo poético es imponente.

susi underground dijo...

Hola, Lyl. Acabo de leer el resultado del mordisco del murciélago y estoy buscando alguno, le ofrezco mi cuello si luego me deja como a ti.
Eres total.
Un besazo, ojos bonitos.

susi underground dijo...

Eso que cuentas parece muy atractivo. Estoy deseando leer lo que traes escrito en tu cuaderno de viajes.
Estaré pendiente, pedazo de poeta.
Saludos hasta tu mundo, y gracias por tus palabras.