#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

miércoles, 15 de agosto de 2012

No será todo




No te daré nada que se pueda romper,

ni mi orilla ni mis días pasados

por el cedazo que retiene lo único valioso.

Nada voy a darte de un núcleo hecho con pétalos

tan frágiles como el brillo del oro que imagino,

suave como un gato acariciando una cadera

en la tibia madrugada que no duerme

pensando en su cita con la aurora.

No vería  mi reflejo 

si tus manos lo llevaran al mundo 

de donde nunca vuelven las cálidas brisas 

rotas por la mitad.

No tendrás ni una brizna enjuta, 

esquelética, incompleta, 

de un átomo que forme parte

de lo que yo quiero ser, 

poblada como estoy de universos

que esperan su hora, larvas latiendo

bajo mil capas que las protegen.




2 comentarios:

F.E.León dijo...

Pienso que estos versos, Susi, te acercan al universo inquietante de Lorca en Poeta en Nueva York; "en la tibia madrugada que no duerme / pensando en su cita con la aurora." Lo digo en un poema que tiene mucho que contarnos y que nos habla de tu propia actitud ante la vida. Sigues en tu camino, Susi, lo que puede ser interpretado como un logro de la insistencia.

Un abrazo.

susi underground dijo...

Así es, Efe, sigo en mi camino por pura cabezonería, y no es fácil no dejarse desviar por modas, presiones o 'las lecciones de la vida', ya sabes.
García Lorca cada vez nos dice más cosas, ojalá sigamos queriendo entender su poesía.
Gracias de nuevo por tu visita, se agradece.