#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

viernes, 4 de mayo de 2012

La luna rosa




Esa mirada perdida  
destruye el miedo atolondrado
que se quedó colgando 
de la barra de un trapecio.
Sudaba y sudaba, el temor, 
como el mentiroso Sísifo, 
incansable tras la cima 
que nunca lograba alcanzar,
cuesta abajo, cuesta arriba,
atado a ese espectáculo de circo
por cuerdas asumidas por el hielo 
de ninguna verdad.

'El miedo es sólo un niño asustado',
me contaste cuando la luna rosa lucía
sobre nuestros cuerpos, tan juntos
que se hacía posible aspirar 
la caricia de esos pensamientos.
Las pupilas agrandadas por un extraño deseo,
las manchas que destacan el color de los abismos,
el eco de mil truenos comprendidos en dos ojos...
Mírame otra vez, 
y te doy el sabor de los míos.





Cuenta la leyenda que cada 100 años se puede ver una luna llena única, rosa como el algodón de azucar. Este color de la luna sólo se puede ver desde un país, y cada vez que ocurre, sucede en un país distinto, nunca se sabe dónde será. 
Se dice que esta visión posee grandes poderes, los más fuertes de la historia: el amor... 
Los enamorados que vean esta luna juntos, permaneceran unidos para siempre, en esta vida y en todas las que vengan.
La próxima luna llena será rosa.

4 comentarios:

Nahir Lyliam dijo...

Que alegría encontrarte Susiiiii!!!
que torpeza la mía no leer las firmas Ay! y haberme perdido de vos. Ahora te encuentro aquí con este poema, me gusta como escribes, me gusta. El miedo si, es un niño asustado pero Sísifo era en la cima feliz, por un instante y aunque ciego gozaba de la libertad de haber llegado y liberarse de su piedra y de la alegría (aunque inútil) de haber llegado porque sabía que allí había algo bueno. Tal vez esa luna que te hizo escribir estos versos de amor tan hermosos. ¿Te dije que estoy feliz??
Marche un tango para festejar!!!

Anónimo dijo...

Hola Susi:

Qué penita que sea una leyenda y no sea una realidad, que sea un elemento ficticio y sobrenatural.

Esa leyenda dice que se ubica en un tiempo y lugar diferente cada 100 años por lo que aporta al relato cierta verosimilitud pero solamente en las mentes soñadoras y entre ellos los poetas.

Me gusta soñar y tu tema de hoy me encantó.

El de Letziaga

susi underground dijo...

Pero si está por aquí mi Lyliam tanguera!
Sí que te noto feliz, sister, y me encanta.
Vale, un tango y un trago, que la sequía nunca fue buena.
Me alegro mucho de volver a saber de ti.
Un achuchón enorme.

susi underground dijo...

Nos gusta soñar, brujo, nos gusta... pero te juro que ayer vi la luna llena... ¡y era rosa!

Un abrazo, poea.