#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

miércoles, 30 de mayo de 2012

Bicicleta




No más de dos ruedas,
si el destino es el aire que acaricia
la nariz para abrir las venas
del apéndice sagrado, grande
por infinitud, no por tamaño.

Oler las intrigas de las olas,
las alas de los corzos
que vuelan por las laderas,
oler los hongos que cuentan
cuál es el núcleo del veneno
que viaja en cerbatana.

Oler a siega reciente,
a la cosecha futura,
a bocas, orejas y dientes
que no amenazan,
que no restan,
que se suman.




6 comentarios:

Juan Manuel Rodríguez dijo...

Olores sencillos flotando sobre dos ruedas, beautiful.

susi underground dijo...

Merci beaucoup, mon ami.

Lyliam dijo...

Pinck Floyd y sus hombres de gengibre, ese es un rico aroma, como la tierra mojada cuando hay sol y llueve y salir en bici a atrapar perfumes de los que llenan el alma, la imágen es hermosa Susy, besos miles preciosa, sigue viaje.

susi underground dijo...

Seguiremos oliendo; uno de los sentidos más alucinantes, el olfato.
Mi cariño, Lyliam.

Juan Carlos Ventura dijo...

Bicycle
Bicycle
Bicycle

Aire en las narices sobre dos ruedas para recorrer el entero mundo
con toda su infinidad de olores y aires

imaginaba el pelo ondulándose en el viento
el sonido de la cadena de la bici
los charcos...

Una vez más, he viajado contigo.

susi underground dijo...

Como cantaba Freddy Mercury...
Y es que hace falta tan poco para disfrutar, que no entenderé jamás a los que venderían hasta a su madre por tener. Hay que ser, amigo.