#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

jueves, 9 de febrero de 2012

Respiren




Si no reciben a diario el último rayo del día
describiendo el sinuoso curso 
de sus partículas elementales 
en constante fluctuación,
reclamarán las audiencias de los reinos
espectrales, dirán que el canto del búho
se solapa entre cena y despertador
 como si no existiera la fuerza dilatada en esperanza,
cuando el brillo es reminiscencia del agua
y su fulgor, creador
de equidistancias dotadas de algo más 
que centímetros podridos entre líneas y fronteras
habitadas por el signo del rigor.

Dicho lo cual, respiren.
Sin aliento no hay amor.

5 comentarios:

xinauh DeÁ dijo...

Nanit Susi, como dice nuestro Angelito eres la reina de las metáforas, hasta el punto que en muchas ocasiones me resulta imposible apreciar con exactitud lo que deseas transmitir, pero el caso es que me gusta leerte y montar yo misma mi propia película. :)

Por lo cual, respiremos todos para tomar mucho aliento y que el amor sea grande y verdadero.

Un beso princesa.

susi underground dijo...

Yo tengo una ligera idea de lo que quiero, o mejor dicho, una actitud mental determinada... y empiezo a escribir. Sale lo que sale.
Este poema no deja de ser una especie de chirigota, ahora que hay carnavales en Cái.
Un beso a la reina, saludos al caballero.

susi underground dijo...

Jota, he visto tus comentarios en el correo, no sé por qué aquí no sale... y a ti te salía Anónimo... me gusta, todos somos ANONIMOUS.

Tanito dijo...

El aliento puede burlar recovecos, vacíos entre carne y piel o entre madera y corcho.
Puede sentirse en la oreja provocando un escalofrío cuando estamos solos.
Incluso puede empapar de un aroma amado las ropas de un lecho aunque el cuerpo que lo expelió no se encuentre allí en ese momento.

¿Para que voy a decirte de nuevo que escribes de locura, si tú ya lo sabes?, pues eah, lo digo porque me apetece.


Unos versitos:

Ni tengo la fuerza de un titán,
ni mi cerebro sale de contexto,
ni soy bello ni patito feo
ni lo pretendo;
soy insecto que busca tu piel,
esclavo que limpia tu asiento,
no es gran cosa, más por ti yo soy
todo aliento.

Te beso muuucho, Beluñí.

susi underground dijo...

Aay, espera que respire... uf, Tano,
te sales del recuadro.
Gracias por esos detallitos que siempre tienes conmigo.
Mil besos.