#cookieChoiceInfo { display: none; }
Allen Ginsberg, tras leer las críticas oficiales a su poema Aullido:
"La poesía ha sido atacada por un aterrorizado hatajo de ignorantes y pelmazos que no comprenden cómo se hace, y el problema con estos cretinos es que tampoco la reconocerían si se les apareciera en mitad de la calle y se los follara a plena luz del día."

domingo, 12 de febrero de 2012

Aquella noche fría





Duelen los pies de andar el pedregoso sendero

hasta llegar a tu campo minado.

Almenaras distinguen las torres que te habitan,

de lejos veo sus luces

mientras una brisa escucha al río, 

tan sigiloso como una nube cubriendo,

de repente, sombrillas y toldos

en una verbena fantasma.

Desdice el silencio lo que no acordamos

en ningún banco de ningún parque

aquella noche fría que tenía los dientes de hielo.

Naturalmente, retomamos el legendario aspecto

de sinuosidades no identificadas

en el fluir de las calles.



4 comentarios:

Huellas dijo...

Qué magia tienes Su, para enredar palabras y tejer con hilo de oro.

susi underground dijo...

Huellas, que luego no va a haber quien me aguante...
Un abrazo, mi querida Ana, y agradecida.

F.E.León dijo...

Es difícil, Susi, leer un poema tuyo, y no quedarnos con ganas de decir algo; ahí viene lo más complicado, dada la forma de expresión que has elegido. En este bello poema das varios giros; "Desdice el silencio lo que no acordamos..." para acabar en lo que parece ser la relación de todos los días; "retomamos el aspecto/ de sinuosidades no identificadas / en el fluir de las calles,
Un saludo, Susi.

susi underground dijo...

Puede parecer osado aventurar una explicación a lo que escribo, pero a veces hasta yo me imagino lo que quiero decir.
Lo que sí me ocurre siempre es que aprendo sobre mi misma leyendo lo que sugieren mis versos a los lectores, pues me doy cuenta de la polivalencia de los mensajes.
Y os lo agradezco, amigo Efe.
Un abrazote.